Beneficios de componentes del té verde para las personas con síndrome de Down

Foto: Juanjo Bruzza
Foto: Juanjo Bruzza

Científicos de la Fundación Jerome Lejeunne descubrieron que componentes del té verde tiene propiedades beneficiosas para las personas con síndrome de Down.

– Potenciaría la capacidad de aprender cosas nuevas

– Fortalecería la memoria de las experiencias personales. Ubicaría en tiempo y lugar diferentes episodios de su vida.

– Mejoraría la velocidad psicomotora.

– Favorecería las funciones inmunológicas.

El té verde, entonces, tendría un efecto muy positivo en el desarrollo de funciones cerebrales, en la capacidad de aprendizaje y fundamentalmente en la calidad de vida de las personas con síndrome de Down.

Los resultados sobre las propiedades del té verde son muy prometedores. Se ha visto que en jóvenes y adultos su ingesta no produce efectos adversos en la salud, pero en niños y niñas aún se desconoce. Recomendamos ser prudentes y esperar la resolución y eventual autorización de los organismos competentes.

Un poco de historia

Sobre la investigación en síndrome de Down

En 1959 el profesor Jérôme Lejeune, a cargo de un equipo de investigación, descubrió que la causa de la presencia del síndrome de Down en la persona desde el momento de la concepción es un cromosoma extra en el par 21. A partir de aquel momento, los investigadores están trabajando para mejorar la calidad de vida de las personas con síndrome de Down.

En el transcurso de los años siguientes se desarrollaron guías de salud, se priorizó la estimulación temprana y se recomendaron terapias como fonoaudiología, kinesiología, terapia ocupacional. Se considera también fundamental la educación inclusiva y el empleo con apoyo e inclusivo para que las personas con síndrome de Down tengan los mismos derechos y oportunidades que las personas sin síndrome de Down.

Avances científicos: té verde

Un grupo liderado por la Dra. Mara Dierssen y por el Dr. De la Torre de Barcelona, junto a la Fundación Jérôme Lejeune, han concluido que la administración de un componente existente en el té verde – Epigalatoquina 3 Galato (EGCG)- que normalizaría la actividad del gen Dyrk1A. Este gen se encuentra en la zona critica del cromosoma 21, participando en procesos que intervienen en aspectos estructurales y funcionales del sistema nervioso central. Eso quiere decir que interviene en el neurodesarrollo, en la neurogenesis, regulación de la plasticidad sináptica intraneuronal y la diferenciación neuronal; también lo hace en la diferenciación dendrítica, lo que produciría un impacto positivo en la conectividad y mejoraría la velocidad de la transmisión de la información.

Fuente: Información proporcionada por el Dr. Eduardo Moreno Vivot

Compartimos las novedades desde Down España acerca del tema.

Vea También

Taller de sexualidad para jóvenes con síndrome de Down

Cuidado del propio cuerpo, intimidad y sexualidad

Charla de Psicoeducación abierta a todos los públicos “Cuidado del propio cuerpo, intimidad y sexualidad” en …