Delfina, asistente con síndrome de Down

«Me siento bien trabajando en ASDRA. Me llevo bien con mis compañeros. Empecé este año, en marzo, y estoy muy contenta». Delfina tiene 21 años, tiene síndrome de Down y se desempeña dentro de un programa de entrenamiento laboral de lunes a viernes media jornada en ASDRA. Terminó la secundaria y se preparó para la vida laboral en el Centro de Integración Escolar, Social y Laboral ADEEI.

Sus tareas como asistente son: sacar fotocopias, dar orden númerico y alfabético al archivo de revistas y libros de la biblioteca de síndrome de Down de ASDRA, responder el telefóno y el portero eléctrico, archivar biblioratos, armar carpetas con material de difusión, escanear información, y ayudar en tareas generales de relaciones con la comunidad más cercana de ASDRA (personas con síndrome de Down y familiares). Su referente es Carina, quien trabaja en ASDRA desde 2003 y Julia, de ADEEI, es la mediadora laboral que la ayudó al principio para poder aprender sus tareas.

Delfina había realizado una pasantía en la cocina de una empresa de impresiones y esta es su segunda experiencia laboral. Dice que le gusta trabajar y sus compañeros comentan que siempre está atenta a las necesidades de los demás.

El viaje desde Villa Urquiza a la oficina de ASDRA, en Palermo, Capital Federal, lo hace en colectivo. «Mi mamá y mi acompañante me ayudaron a aprender el camino para que ahora pueda venir sola». Delfina lleva una vida muy activa: conserva algunos amigos del colegio, va a la pileta, anda en bicicleta, visita a su abuela, estudia comedia musical, practica equitación, sale a conocer Buenos Aires, va a un taller sobre puestos de trabajo en ADEEI y más actividades. La inclusión fue beneficiosa para ella y para todo su entorno.

Vea También

La obstetra preguntó “¿Qué desean hacer con su hija?” y los padres dijeron: “lo imposible para que sea feliz”

Principios de abril de este año, tan particular. La cuarentena ya se había instalado en …

CLOSE
CLOSE
X