Abuelos: el amor por sus nietos derribó el miedo a la tecnología 

En la casa de los abus hay castillos escondidos y objetos mágicos, donde los cuentos recobran vida. Y cada domingo, en esas maravillosas visitas que les hacemos (¡y qué tanto añoramos en estos tiempos de cuarentena!), nos convertimos en los reyes, porque en esos castillos que son sus hogares siempre hay sorpresas, juegos y comidas preferidas. Y también tesoros que, con los años, quienes somos más grandes, sabemos que se hacen actuales a través del recuerdo de canciones, olores y texturas…  

Hoy los encuentros con los abuelos, en el contexto en que vivimos, son distintos. Los abuelos tienen que estar resguardados y no los podemos visitar para cuidarlos, ya que tenemos que evitar que se enfermen. ¡Pero nos sorprenden para estar cerca! 

Movilizados por el deseo de ver a sus nietos por videollamadas o imágenes, entre prueba y prueba, aquí están… ¡Muchos de ellos ya son expertos en tecnología!. 

¿Qué encuentran los abuelos en las pantallas? 

Según nos relataron los abuelos de ASDRA, encontraron en espectáculo fascinante de sus nietos que les mostraban rostros sonrientes y también fatigados por el encierro; cabezas rapadas o con cabelleras que ya tapan con generosidad los cuellos o están cerca de las cinturas; y también muestras de ingenio, de todo tipo, para reconvertir sus cuartos en plazas de juegos.  Un ejemplo es el de Silvia, abuela de Simón, quien nos comentó con nostalgia que su nieto le tira besitos en las videollamadas o cuando Adriana, abuela de Martina, nos trasmitió que ver a su nieta en la pantalla la tranquilizó porque temía que se olvidara de ella 

Todas estas sensaciones se expusieron en el encuentro del Grupo Abuelos, donde 26 personas de distintopuntos del país como Bragado, Chaco, Misiones, Neuquén, Mar del Plata y Bahía Blanca, demostraron que se sigue aprendiendo, que no hay barrera tecnológica ni de distancia que les impida seguir participando de los encuentros con sus pares, donde se nutren de las distintas vivencias para ayudar a sus hijos y nietos. Aprenden que, en realidad, más que distanciamiento social, vivimos distanciamiento físico. La tecnología, precisamente, nos permite socializar para acompañarnos y encontrarnos. 

Un mensaje anónimo

A las familias de ASDRA les diría que en momentos dolorosos, como estos que transitamos, lo que se rescata y aflora es el amor que sentimos por nuestros nietos y que ellos también sienten por nosotros. Es el amor de familia que se fortalece, nos dijo una abuela. 

Esto es lo más importante, la familia, cuyo pilar son los abuelos, quienes hoy deben estar cuidados pero acompañados de la forma más segura posible. Ellos lo demuestran al vencer el desafío de la tecnología para seguir vinculados, hasta que llegue el momento en que nuevamente los juguetes salgan del baúllos garabatos se empiecen a dibujar en la hoja, los libros se abran dando lugar a las mágicas historias, las visitas a las plazas se retomen y la familia se vuelva a reunir los domingos.  

¡¡¡Felicitaciones a los abuelos porque nos siguen enseñando!!! 

Vea También

Bauti camina

Cuarentena: Nos quedamos en casa y Bauti empezó a caminar

Hay momentos en la vida que son únicos e irrepetibles. Uno de esos preciosos momentos es el …

CLOSE
CLOSE
X