Tecnología para favorecer la vida independiente de las personas con discapacidad intelectual

Compartimos esta «nanocharla» de Pablo Fiuza, titular del Proyecto Dane, acerca del uso de la tecnología para favorecer la vida independiente de las personas con discapacidad intelectual.

Según algunas encuestas realizadas entre pequeños círculos de jóvenes con discapacidad intelectual de niveles socioeconómicos medios y altos, en un grupo en el que menos de un 30% es capaz de escribir párrafos completos o que casi un 50% tiene dificultad o es incapaz de comprender lo que lee, un 100% es usuario de dispositivos electrónicos y casi un 90% lo hace en la vida diaria.

Los dispositivos electrónicos como tablets y celulares (los más usados en este grupo), proveen un uso intuitivo que remueve barreras y facilita algunas acciones. Se espera que en el futuro sigan colaborando para promover más acciones que sumadas al apoyo y la capacitación, colaboren con la vida independiente.

Vea También

Educación inclusiva

Escuela común o escuela especial para nuestro hijo con discapacidad

Silvana Corso, mamá y directora de la escuela de Educación Media Nº2 «Rumania», en el …