Diciembre es un mes de balances: la sociedad es más cálida gracias a los voluntarios

Diciembre es un mes de balances. Es el período en el que el Año Nuevo está en el horizonte y, entonces, se repasa a contrarreloj lo realizado durante el año que se va… En las organizaciones, en esta etapa, muchas veces, se pone el acento en los resultados alcanzados de acuerdo a la Planificación Anual. Y está muy bien. Es una manera de medir el impacto logrado sobre la realidad que se pretende mejorar o modificar. En el caso de ASDRA, por ejemplo, es muy clara la cuestión: se trata de analizar cuán efectivos logramos ser para promover la inclusión de las personas con síndrome de Down en todos los ámbitos de la sociedad. 

Ahora bien: las organizaciones las hacemos las personas. Éstas son el principal activo de ellas. Y, por eso, algo muy importante, en el fragor de los informes con mediciones y resultados propios de los cierres de año (necesarios en un mundo competitivo y cada vez más tecnificado), es lograr reconocer y comunicar que todo lo hecho se pudo hacer gracias a quienes llevan adelante las acciones y a quienes también las apoyan. 

Uno de los grupos que más contribuyó al desarrollo de la Misión de ASDRA durante este año, como siempre, fue el de los voluntarios. Y en este mes, en que el 5/12 se conmemoró el Día Internacional del Voluntariado, es muy justo reconocerlos. En 2018, ¡contamos con el apoyo de 364 voluntarios! Su aporte, enorme e imprescindible, tuvo la siguiente disposición: 

• 20 coordinadores de grupos de apoyo a las familias, y 6 colaboradores. 

• 11 voluntarios operativos en el equipo de gestión (entre ellos profesionales, y estudiantes universitarios de Medicina, Programación, Diseño Gráfico, Ciencias de la Comunicación, Administración de Empresas, Terapia Ocupacional, Psicología y Psicopedagogía,  y un pasante del colegio La Salle). 

• 50 profesionales que colaboraron de forma voluntaria en capacitaciones al público en general y en talleres (Lic. en Piscología, Lic. en Psicopedagogía, Lic. en Fonoaudiología, Lic. en Sexología, Estimuladoras, Abogados, Pediatras, Odontólogos, Genetistas, Nutricionistas, Docentes, Profesores de Danza, Teatro, Arte,  Música y Artes Marciales, entre otros). 

• 25 padres y madres del programa Papás Escucha, y 2 Abuelos Escucha. 

• 250 voluntarios en eventos, entre ellos jóvenes con síndrome de Down de ASDRA, familiares y otros colaboradores (estudiantes y profesionales de las carreras de Terapia Ocupacional, Psicología, Organización de Eventos, Payamédicos, Fotógrafos, DJ y Músicos). 

¡Gracias inmensas a todos los voluntarios! ¡Nuestra sociedad es, sin dudas, más cálida y humana por ustedes! ¡Su entrega y tiempo dedicado exceden hasta el mejor Anuario que se pueda confeccionar!

Voluntarios de ASDRA
Voluntarios de ASDRA

Vea También

Escuelas inclusivas, escuelas que propongan la convivencia: una meta educativa

“Me es muy difícil entender la naturaleza de todas las cosas, es natural ser diferente …