Carla, testigo de casamiento

Carla, joven con síndrome de Down, pudo ser testigo de un casamiento luego de la negativa de la delegada de un registro civil de la Ciudad de Buenos Aires. Su mamá solicitó asesoramiento a ASDRA después de que a la joven se le negara la oportunidad de participar en el evento familiar.

Luego de hablar con Liliana, de ASDRA, la familia volvió a comunicarse con empleados del registro civil y les explicó lo aprendido gracias al contacto con el Dr. Diego Agüero, abogado asesor de ASDRA, y en las leyes que Liliana compartió con la familia.

En comunicación con ASDRA, la familia de Carla pudo saber que el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad [CRPD] (2014), como órgano encargado de interpretar la Convención, ha señalado que:
Los Estados deben adoptar las medidas siguientes para asegurar la plena aplicación del artículo 12 de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad:
a) Reconocer a las personas con discapacidad como personas ante la ley, con personalidad jurídica y capacidad jurídica en todos los aspectos de la vida, en igualdad de condiciones con las demás. Ello exige suprimir los regímenes y mecanismos basados en la sustitución en la adopción de decisiones que niegan la capacidad
jurídica con el propósito o el efecto de discriminar a las personas con discapacidad.
b) Establecer, reconocer y proporcionar a las personas con discapacidad el acceso a una amplia gama de apoyos en el ejercicio de su capacidad jurídica. Las salvaguardias para esos apoyos deben estar fundadas en el respeto de los derechos, la voluntad y las preferencias de las personas con discapacidad. (p.47)

Por otro lado, El artículo 43 del Código Civil y Comercial de la Nación, en concordancia con el artículo 12 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad define al apoyo como “cualquier medida de carácter judicial o extrajudicial que facilite a la persona que lo necesite la toma de decisiones para dirigir su persona, administrar sus bienes y celebrar actos jurídicos en general”. Asimismo, establece como función del apoyo la de “promover la autonomía y facilitar la comunicación, la comprensión y la manifestación de voluntad de la persona para el ejercicio de sus derechos”.

Carla, testigo de casamiento
Carla, en el Casamiento por Iglesia

Es decir, que en contra de la idea de las personas con discapacidad como «incapacitadas» para tomar sus decisiones y ejercer su capacidad jurídica, Carla, como otras personas con discapacidad, tiene derecho a ejercer sus decisiones y celebrar actos jurídicos con los apoyos que necesite. El apoyo deberá ser diseñado a partir de las necesidades de cada persona, respetando la autonomía individual y su capacidad de toma de decisiones.

Vea También

Inclusión laboral

Convocatoria al taller de “Herramientas Básicas para facilitar el ingreso al mercado laboral para personas con síndrome de Down”

El próximo 18 de junio ASDRA comienza con el taller “Herramientas Básicas para facilitar el …