Familiares de una nena recién operada denuncian abandono de directivos y funcionarios porteños

Se trata de una nena de cuatro años que tiene síndrome de Down y una enfermedad pulmonar crónica. Denunciaron que las autoridades del hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y de salud del Gobierno de la Ciudad no le brindan la asistencia necesaria para abandonar el centro asistencial y continuar el tratamiento en su casa.

«Estoy dando vueltas desde febrero de este año, después de que mi nieta fue operada para realizarle una traqueotomía, ya que me indican que deben darme el alta con equipos que no estoy en condiciones de adquirir por mi situación económica», explicó a Télam Haydeé Lamensa, la abuela de la nena que se llama Alejandra Chamorro.

Según explicó la mujer, tras la mejoría de su nieta luego de una situación muy delicada y una internación en terapia intensiva comenzó a realizar los trámites para conseguir un aspirador y nebulizador, esenciales para el tratamiento y la vida de nena.

«Lo primero que hice fue hablar con el director del hospital para solicitarle ayuda para conseguir los equipos necesarios, ya que informaron que mi nieta va a requerir oxígeno, pero me respondió que no me podían dar una solución en lo inmediato y que debía conseguirlo por mis propios medios», agregó.

Tras la respuesta, Haydeé decidió ir a un Centro de Salud y Acción Social del Gobierno de la Ciudad y al CGP que le corresponde a su barrio, donde planteó su necesidad y en respuesta le pidieron el «famoso» papel que debía contener las indicaciones de los médicos, la explicación del director del hospital por el alta y la falta de equipamientos y de la asistente social que tenía que corroborar el lugar de residencia y la falta de recursos, según explicó a Télam.

Inmediatamente, regresó al hospital de niños y trató de hablar otra vez con el director para explicarle que debía obtener esa nota firmada para gestionar la ayuda, pero la ausencia del funcionario fue sistemática: no pudo volver a encontrarlo.

«Es indignante tener que recorrer toda la ciudad y encontrar trabas para poder ayudar a mi nieta, es desesperante saber que la van a lanzar a la calle sin que yo cuente con las necesidades básicas para su subsistencia», aclaró la abuela.

Pese a que Alejandra tuvo una recaída, las autoridades del centro de salud insisten en que debe abandonar el hospital y continuar su tratamiento en la casa, aunque reconocen que los equipos y la ayuda social puede demorar hasta un año.

La niña necesita para poder estar en su casa un aspirador nebulizador eléctrico de 1/4 hp o a batería; un aspirador manual Res Q Vac; un oxímetro del pulso; una bolsa de reanimación con reservorio; una válvula Pop Off y válvula PEEP tamaño para 28 kg; una canula de shiley número 5 con balón y tubos de oxígeno.

«Lamento no tener la ayuda mínima, pero en el hospital no me dan los papeles porque no quieren reconocer que en estas condiciones la mandan a mi casa a morir. Ni siquiera le exijo me den lo que me deberían dar, les pido la documentación necesaria para resolverlo afuera», enfatizó.

Fuente: Télam.

Vea También

Herramientas para madres y padres – Volumen II –

Compartimos el volumen dos del libro “Herramientas para madres y padres: el oficio que nadie …

CLOSE
CLOSE
X