Acceso a la cultura, lectura fácil y derecho a la información

Uno de los placeres más lindos de la vida, para muchos, es la lectura de cuentos. Y por un montón de razones. ¿Algunas? Nos eleva el espíritu a través de historias de personas y personajes inspiradores. Nos enriquece el vocabulario. Nos transporta a situaciones y lugares desconocidos y que mágicamente se hacen cercanos. Nos relaja y descansa la mente. Y mucho más…

Y qué importante es cuando la lectura de cuentos, y en rigor en general, está al alcance de todas las personas. Por eso realmente es muy valiosa la reciente publicación que hizo la Fundación Visibilia de “Cuentos de la selva”, de Horacio Quiroga, en Lectura Fácil. Se trata de un trabajo de producción editorial magnífico, que pone a esta importante obra de la literatura argentina al alcance de todas las personas con diversidad funcional y dificultades lectoras.

Estas publicaciones hacen una contribución destacable para una cultura verdaderamente inclusiva. Y, así, por ejemplo, como en el caso de “Cuentos de la selva”, permiten a muchos chicos con discapacidad intelectual participar de su lectura a la par que el resto de sus compañeros en las escuelas.

¿Pero qué es la Lectura Fácil? Es, como bien se explica en la publicación de “Cuentos de la selva” de la Editorial Visibilia, una tecnología de apoyo.  Consiste en la adaptación de todo tipo de textos en diferentes niveles y, así, permite una lectura y comprensión más sencilla del contenido. Su metodología sigue los lineamientos de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios (IFLA), y abarca: textos, ilustraciones y formato. La Lectura Fácil es un derecho, que está reconocido en el artículo 9° de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

¡Desde ASDRA felicitamos a la Fundación Visibilia por esta iniciativa y por su trabajo sostenido para que todas las personas puedan acceder a la cultura y ejercer su derecho a la información! ¡Y también queremos felicitar a los ilustradores, y en especial a dos jóvenes con síndrome de Down: Galo Thorp y Melina Quereilhac!

Les recomendamos a las familias la lectura de “Cuentos de la selva”, que muy bien puede ser una oportunidad fascinante de entretenimiento y de vínculo entre padres e hijos o abuelos y nietos.  Los ejemplares pueden adquirirse a través de este formulario.

Vea También

(CANCELADA) Acompañando a los que acompañan – Taller de reflexión para acompañantes de personas con discapacidad intelectual

Charla “Acompañando a los que acompañan – Taller de reflexión para acompañantes de personas con …