Carta de los padres de Celeste, joven con síndrome de Down, por los 30 años de ASDRA

           LA PLATA, 9 de Agosto de 2018.-

A la gran familia de ASDRA:

                                                            Cuando nuestra hija, Celeste (hoy tiene 26), tenía dos años nos incorporamos a ASDRA y, muy poco después, al grupo de Papás-Escucha. Inmediatamente sentimos que esa era ¨nuestra tarea¨ y que la compartíamos con todos los integrantes del grupo.

                                                             ASDRA se ha convertido en un punto de encuentro. Punto en el que se cruzan nuestros caminos de vida. De cada persona con SD, de cada familia. Cada quien haciendo un derrotero diferente, construyendo historias de vida, distintas, singulares, únicas. Historias que se encuentran en un punto, en un lugar y un tiempo que nos convoca y nos atrae, que hace emerger  sentimientos y emociones diversas y al mismo tiempo, nos fortalece, nos construye y nos permite mirar ¨más allᨠdesde un ¨aquí y un ahora¨.

                                                           Sabemos del impacto que produce ¨la noticia¨, que nos deja confundidos, inermes, vulnerados. Sabemos de los pasos recorridos, las horas de espera, las explicaciones de ¨lo obvio¨, dadas una y otra vez, a todos y cada uno, las angustias padecidas, para lograr, en el mejor de los casos, la inclusión de nuestros hijos, en las distintas etapas de la vida.

                                                          Como Papás-Escucha tuvimos la satisfacción de acompañar a muchas familias. Disfrutamos con cada logro, con cada éxito, con cada pasito dado por ¨nuestros¨ niños (porque son un poco nuestros también). Llevamos también, muy adentro nuestro, la tristeza y el dolor por aquellos que han partido.

                                                         ASDRA a lo largo de estos años se constituyó en un mojón, una referencia ineludible para familias, para profesionales, para las mismas personas con SD, para la comunidad en general. ASDRA son las personas que trabajan, que buscan y brindan información, que escuchan, que acompañan; son las personas con SD, protagonistas de sus vidas y artífices de  su presente y su futuro.

                                                        En este 30º aniversario, queremos hacerles llegar, por este medio, nuestro más afectuoso y sincero agradecimiento por las atenciones recibidas, y, especialmente, por su permanente contención y lucha en todo lo relativo a la dignidad y respeto de las personas con síndrome de Down y sus familias.

                                                       Vaya un abrazo enorme para todos y nuestro deseo de seguir trabajando junto a esta gran familia, que hoy sopla su velita nº 30, y que puede sentirse orgullosa del camino recorrido.

                                                                                                                    Marita Saporiti  y Javier Argüello

Vea También

Facundo reflexiona sobre la comunicación en tiempos de mediación tecnológica

Facundo Ezequiel Cores es un joven con síndrome de Down, empleado de administración del equipo …