Día del Estudiante: ¿es una utopía que todos los chicos, en el mediano plazo, lo celebren en un contexto de diversidad?

El 21 de septiembre, además de celebrar la llegada de la primavera, en la Argentina se festeja el Día del Estudiante. La fecha se estableció en 1902 y en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento, porque el 21/9 de 1888 habían arribado sus restos desde Asunción, Paraguay, donde el educador argentino había muerto el 11 de septiembre (Día del Maestro).

Este período, entonces, es propicio para reflexionar acerca de la educación inclusiva en la Argentina. Y, en concreto, en relación a los chicos con discapacidad. Éstos, en todo el territorio, tienen serios inconvenientes para asistir a escuelas comunes con el resto de los niños. Se estima, según cifras de la Unesco, que cerca del 60 por ciento de los alumnos con discapacidad no está incluido en el sistema escolar. La génesis de esta situación, según se entiende desde ASDRA, es multicausal: la falta de capacitación docente; los prejuicios de buena parte de la comunidad educativa; la generalizada e inadecuada infraestructura edilicia de los establecimientos escolares; y la ausencia de apoyos y de políticas públicas desde el Estado, en una clara falta respecto de lo que establece la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU (Primer Tratado de Derechos Humanos del Siglo XXI y que la Argentina incorporó a su ordenamiento jurídico en 2008).

Si bien cada una de las causas mencionadas merece un análisis, en este caso, ASDRA considera que es fundamental detenerse en la referida a los prejuicios. Éstos son, en gran medida, los que impiden que todos los chicos puedan compartir el colegio en un ámbito donde la diversidad sea un valor clave. Prueba de ello es que en la ciudad de Buenos Aires, tal como lo indica la experiencia de las asociaciones de familias de personas con discapacidad, los padres de un niño con síndrome de Down pueden ir en promedio a 20 escuelas comunes para obtener una vacante para su hijo. Y, en general, si bien conseguir lugar en los colegios hoy está difícil para cualquier familia, en el caso de aquellas que tienen un integrante con discapacidad es más complejo todavía. El argumento de los directivos suele ser el siguiente: “No estamos preparados”. Pero, muchas veces, lo que en realidad sucede es que dominan los prejuicios.

La inclusión tiene una sola receta: la actitud

Para la inclusión no existen recetas mágicas, si bien hay experiencias y bibliografías muy ricas para formarse. La receta es la actitud para cambiar prácticas que promuevan que cada persona e institución desarrolle conductas que permitan “darle lugar” a quienes son más vulnerables a través de la generación de oportunidades en condiciones de igualdad y desde una perspectiva de equidad. Ocurre que la educación en este tiempo posmoderno, como puede observarse, está más diseñada –cuando es posible enseñar- para la competencia que para la cooperación. La pregunta, entonces, surge de inmediato: ¿qué tipo de enseñanza queremos darle en los colegios a los chicos?

Una cuestión fundamental que deben recuperar las escuelas es la dimensión axiológica, es decir, aquella que tiene relación estricta con valores tales como el respeto, la tolerancia y la solidaridad. Es que se pone tanto, en ocasiones, el énfasis en la instrucción, que la enseñanza cae a veces en la incorporación de meros tecnicismos. Desde luego que éstos son fundamentales para la inserción de los chicos en el mercado laboral abierto y competitivo cuando sean adultos pero, no obstante, es de una importancia mayor formarlos en primer lugar como personas. En hombres y mujeres que sean capaces de detenerse para observar qué ocurre a sus costados y en sus comunidades y que, sobre todas las cosas, con sus actitudes contribuyan verdaderamente a la configuración de una sociedad mejor y donde todas las personas sean consideradas.

Para empoderar la educación de los chicos, ASDRA lleva adelante desde hace tres años el Programa “Alumnos Ciudadanos”. Se trata de una iniciativa que consiste en la visita a escuelas primarias de gestión privada y estatal de la Ciudad, con la participación de un equipo de instructores con síndrome de Down. Éstos se forman para capacitar a los chicos sobre temáticas que están muy arraigadas en la trama social, tales como el bullying y las dificultades para una convivencia saludable con los semejantes y el medio ambiente. El Programa tiene un valor agregado que radica en que los mensajeros, en todas las experiencias, terminan convirtiéndose en el mensaje en sí mismo: ¡las personas con síndrome de Down son agentes de cambio y se posicionan desde un rol activo en ámbitos en los que muchas veces, por desconocimiento y prejuicios, les son esquivos! “Alumnos Ciudadanos” es un Programa tan rico que, en su corto recorrido, ya cosechó reconocimientos de la ONU y de la Comisión Nacional de Justicia y Paz por su contribución al Bien Común.

Está claro que el principal ámbito para la educación es la familia. Pero en momentos en los que esta institución se encuentra en crisis y atraviesa importantes dificultades es imperioso, entonces, que el sistema educativo realice los esfuerzos necesarios para dar una enseñanza de calidad integral. Una enseñanza que prepare a todos los chicos para un mundo marcado por la competencia pero que, además, como se dijo, forme a personas. Personas que tengan la capacidad de incluir en los ámbitos en donde estén y les toque estar.

Ojalá que en la Argentina, en el mediano plazo, todos los chicos puedan celebrar el Día del Estudiante y en un contexto de diversidad. Puede sonar a utopía. Pero como alguna vez manifestó el escritor uruguayo Eduardo Galeano, la utopía, que está allá, en el horizonte, “sirve para caminar”. Y hacia la inclusión plena, aunque parezca utópico, deben ir las escuelas. ¿Por qué? Porque nadie sabe más que todos juntos.

Vea También

Educación Inclusiva - Campaña Regional RREI

Campaña #EmpecemosEnLaEscuela de Red Regional por la Educación Inclusiva

¿Alguna vez te preguntaste por qué no compartís tu vida con personas con discapacidad? La …